31 oct. 2011

No lo se




No lo se

No se si es la risa,
no se si es la sonrisa,
no se si esla mirada,
no se si son las caricias,
no se si son las palabras dichas
o ls escritas,
no se si son los besos,
no se si son los gestos,
no se si es el momento,
no se si es el lugar,
no se si es el tiempo,
simplemente no lo se.

Lo que se
lo acepto,
lo que se
lo siento,
lo que se
lo vivo,
lo que se
lo digo
gracias TQM

Para:
....Él sabe exactamente :)

11 oct. 2011

Malos sentimientos



Sentir, nos hace comprender que estamos vivas,

que por eso los sentimientos existen...

Dicen por ahí
que el amor es el mejor sentimiento del mundo...
Pero qué sucede cuando está prohibido sentirlo?
Cuando haces una promesa y no debes romperla
porque si lo haces,
una de las mejores cosas de tu vida
puede desvanecerse.

Qué haces cuando luego de tanto tiempo
estás segura de lo que quieres
y a la vez segura de que es imposible?
Te alejas?
Desapareces?
Te olvidas de lo que quieres?
O simplemente...
Te niegas a sentir algo?

Dicen por ahí
que el amor es el mejor sentimiento del mundo,
otras escuchas el otro lado de la moneda
o lo vives,
porque se convierte...
en una mala noche
en tu cadena,
en indecisión,
en...
malos sentimientos.

8 sept. 2011

Eterna por siempre


Efímero,
trascender,
no ser nadie,
ser yo
dejar huella
ser un Aquiles
o desaparecer.

Polvo que va
polvo que viene
polvo que huele a jazmín
polvo que no existirá más
polvo que trasciende
polvo que nunca muere.

Efímeros somos,
como polvo venimos
nos vamos por donde venimos
dejar huella,
no es para todos
no es para todas,
dejar una o mil,
en uno o mil corazones
yo quiero dejar tan sólo una
así ser feliz,
porque 1+1 si hacemos la diferencia
quiero dejar una
tan sólo una
en medio de esta tempestuosa Odisea
y estos poderosos obstáculos,
no creo en tus palabras
pero creo en mis pensamientos
quiero ser una Aquiles
quiero dejar una huella
o mil
en un corazón
o mil,
hoy, mañana
o siempre,
saberlo antes de irme
antes de volver a ser polvo,
antes de que la gente amada
sienta el olor a jazmín,
quiero vivir antes de marcharme,
que el epitafio sea cierto
y no sólo palabras huecas.

Acepto ser efímera
mientras pueda ser
eterna por siempre.

7 jun. 2011

F**kin' perfect- P!nk




Made a wrong turn 
Once or twice 
Dug my way out 
Blood and fire 
Bad decisions 
That’s alright 
Welcome to my silly life 
Mistreated, misplaced, missundaztood 
Miss “no way it’s all good” 
It didn’t slow me down 
Mistaken 
Always second guessing 
Underestimated 
Look, I’m still around…  

Pretty, pretty please 
Don’t you ever, ever feel 
Like your less than 
Fuckin’ perfect 
Pretty, pretty please 
If you ever, ever feel 
Like your nothing 
You’re fuckin’ perfect to me  

You’re so mean 
When you talk 
About yourself 
You are wrong 
Change the voices 
In your head 
Make them like you 
Instead 
So complicated 
Look how big you’ll make it 
Filled with so much hatred 
Such a tired game 
It’s enough 
I’ve done all i can think of 
Chased down all my demons 
see you same 
 
Pretty, pretty please 
Don’t you ever, ever feel 
Like your less than 
Fuckin’ perfect 
Pretty, pretty please 
If you ever, ever feel 
Like your nothing 
You’re fuckin’ perfect to me  

The whole world stares while i swallow the fear 
The only thing i should be drinking is an ice cold beer 
So cool in lying and I tried tried 
But we try too hard, it’s a waste of my time 
Done looking for the critics, cuz they’re everywhere 
They don’t like my genes, they don’t get my hair 
Stringe ourselves and we do it all the time 
Why do we do that? 
Why do I do that? 
Why do I do that?  

Ooh, pretty pretty pretty, 
Pretty pretty please don’t you ever ever feel 
Like you’re less then, fuckin’ perfect 
Pretty pretty please if you ever ever feel 
Like you’re nothing you’re fuckin’ perfect, to me 
You’re perfect 
You’re perfect 
Pretty, pretty please don’t you ever 
ever feel like you’re less then, fucking perfect 
Pretty, pretty please if you ever 
ever feel like you’re nothing 
you’re fucking perfect to me

31 may. 2011

Sal con una chik q no lee (Charles Warnke)- Sal con una chik q lee (Rosemary Urquico)




Articulo de elMalpensante.com
Autores Charles Warnke /Rosemary Urquico
Sal con una chica que no lee (Por Charles Warnke)
Sal con una chica que no lee. Encuéntrala en medio de la fastidiosa mugre de un bar del medio oeste. Encuéntrala en medio del humo, del sudor de borracho y de las luces multicolores de una discoteca de lujo. Donde la encuentres, descúbrela sonriendo y asegúrate de que la sonrisa permanezca incluso cuando su interlocutor le haya quitado la mirada. Cautívala con trivialidades poco sentimentales; usa las típicas frases de conquista y ríe para tus adentros. Sácala a la calle cuando los bares y las discotecas hayan dado por concluida la velada; ignora el peso de la fatiga. Bésala bajo la lluvia y deja que la tenue luz de un farol de la calle los ilumine, así como has visto que ocurre en las películas. Haz un comentario sobre el poco significado que todo eso tiene. Llévatela a tu apartamento y despáchala luego de hacerle el amor. Tíratela.
Deja que la especie de contrato que sin darte cuenta has celebrado con ella se convierta poco a poco, incómodamente, en una relación. Descubre intereses y gustos comunes como el sushi o la música country, y construye un muro impenetrable alrededor de ellos. Haz del espacio común un espacio sagrado y regresa a él cada vez que el aire se torne pesado o las veladas parezcan demasiado largas. Háblale de cosas sin importancia y piensa poco. Deja que pasen los meses sin que te des cuenta. Proponle que se mude a vivir contigo y déjala que decore. Peléale por cosas insignificantes como que la maldita cortina de la ducha debe permanecer cerrada para que no se llene de ese maldito moho. Deja que pase un año sin que te des cuenta. Comienza a darte cuenta.
Concluye que probablemente deberían casarse porque de lo contrario habrías perdido mucho tiempo de tu vida. Invítala a cenar a un restaurante que se salga de tu presupuesto en el piso cuarenta y cinco de un edificio y asegúrate de que tenga una vista hermosa de la ciudad. Tímidamente pídele al mesero que le traiga la copa de champaña con el modesto anillo adentro. Apenas se dé cuenta, proponle matrimonio con todo el entusiasmo y la sinceridad de los que puedas hacer acopio. No te preocupes si sientes que tu corazón está a punto de atravesarte el pecho, y si no sientes nada, tampoco le des mucha importancia. Si hay aplausos, deja que terminen. Si llora, sonríe como si nunca hubieras estado tan feliz, y si no lo hace, igual sonríe.
Deja que pasen los años sin que te des cuenta. Construye una carrera en vez de conseguir un trabajo. Compra una casa y ten dos hermosos hijos. Trata de criarlos bien. Falla a menudo. Cae en una aburrida indiferencia y luego en una tristeza de la misma naturaleza. Sufre la típica crisis de los cincuenta. Envejece. Sorpréndete por tu falta de logros. En ocasiones siéntete satisfecho pero vacío y etéreo la mayor parte del tiempo. Durante las caminatas, ten la sensación de que nunca vas regresar, o de que el viento puede llevarte consigo. Contrae una enfermedad terminal. Muere, pero solo después de haberte dado cuenta de que la chica que no lee jamás hizo vibrar tu corazón con una pasión que tuviera significado; que nadie va a contar la historia de sus vidas, y que ella también morirá arrepentida porque nada provino nunca de su capacidad de amar.
Haz todas estas cosas, maldita sea, porque no hay nada peor que una chica que lee. Hazlo, te digo, porque una vida en el purgatorio es mejor que una en el infierno. Hazlo porque una chica que lee posee un vocabulario capaz de describir el descontento de una vida insatisfecha. Un vocabulario que analiza la belleza innata del mundo y la convierte en una alcanzable necesidad, en vez de algo maravilloso pero extraño a ti. Una chica que lee hace alarde de un vocabulario que puede identificar lo espacioso y desalmado de la retórica de quien no puede amarla, y la inarticulación causada por el desespero del que la ama en demasía. Un vocabulario, maldita sea, que hace de mi sofística vacía un truco barato.
Hazlo porque la chica que lee entiende de sintaxis. La literatura le ha enseñado que los momentos de ternura llegan en intervalos esporádicos pero predecibles y que la vida no es plana. Sabe y exige, como corresponde, que el flujo de la vida venga con una corriente de decepción. Una chica que ha leído sobre las reglas de la sintaxis conoce las pausas irregulares –la vacilación en la respiración– que acompañan a la mentira. Sabe cuál es la diferencia entre un episodio de rabia aislado y los hábitos a los que se aferra alguien cuyo amargo cinismo countinuará, sin razón y sin propósito, después de que ella haya empacado sus maletas y pronunciado un inseguro adiós. Tiene claro que en su vida no seré más que unos puntos suspensivos y no una etapa, y por eso sigue su camino, porque la sintaxis le permite reconocer el ritmo y la cadencia de una vida bien vivida.
Sal con una chica que no lee porque la que sí lo hace sabe de la importancia de la trama y puede rastrear los límites del prólogo y los agudos picos del clímax; los siente en la piel. Será paciente en caso de que haya pausas o intermedios, e intentará acelerar el desenlace. Pero sobre todo, la chica que lee conoce el inevitable significado de un final y se siente cómoda en ellos, pues se ha despedido ya de miles de héroes con apenas una pizca de tristeza.
No salgas con una chica que lee porque ellas han aprendido a contar historias. Tú con la Joyce, con la Nabokov, con la Woolf; tú en una biblioteca, o parado en la estación del metro, tal vez sentado en la mesa de la esquina de un café, o mirando por la ventana de tu cuarto. Tú, el que me ha hecho la vida tan difícil. La lectora se ha convertido en una espectadora más de su vida y la ha llenado de significado. Insiste en que la narrativa de su historia es magnífica, variada, completa; en que los personajes secundarios son coloridos y el estilo atrevido. Tú, la chica que lee, me hace querer ser todo lo que no soy. Pero soy débil y te fallaré porque tú has soñado, como corresponde, con alguien mejor que yo y no aceptarás la vida que te describí al comienzo de este escrito. No te resignarás a vivir sin pasión, sin perfección, a llevar una vida que no sea digna de ser narrada. Por eso, largo de aquí, chica que lee; coge el siguiente tren que te lleve al sur y llévate a tu Hemingway contigo. Te odio, de verdad te odio.
Sal con una chica que lee (Por Rosemary Urquico)
Sal con alguien que se gasta todo su dinero en libros y no en ropa, y que tiene problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Invita a salir a una chica que tiene una lista de libros por leer y que desde los doce años ha tenido una tarjeta de suscripción a una biblioteca.
Encuentra una chica que lee. Sabrás que es una ávida lectora porque en su maleta siempre llevará un libro que aún no ha comenzado a leer. Es la que siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, la que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica un tanto extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.
Es la chica que está sentada en el café del final de la calle, leyendo mientras espera. Si le echas una mirada a su taza, la crema deslactosada ha adquirido una textura un tanto natosa y flota encima del café porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos.
Invítala a otra taza de café y dile qué opinas de Murakami. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo de Fellowship y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella.
Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, de Navidad y en cada aniversario. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, a Cummings y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace.
Por lo menos tiene que intentarlo.
Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo.
Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos.
¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la sagaCrepúsculo.
Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca, y cuando a las dos de la mañana la pilles llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de té y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son.
Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype.
Sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho. Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y Aslan, e incluso puede que lo haga el mismo día. Caminarán juntos los inviernos de la vejez y ella recitará los poemas de Keats en un susurro mientras tú sacudes la nieve de tus botas.
Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medio cocinar, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, invita a salir a una chica que lee.
O mejor aún, a una que escriba.

25 may. 2011

Miedo...



Tengo miedo
desde que conocí una palabra
y lo que es.

Tengo miedo
no quiero tener lo de esa palabra.

Tengo miedo...
Miedo a que si sea eso,
miedo a que no sepa manejarlo,
miedo a no tener apoyo,
aunque se que lo tengo,
miedo a que me den la espalda,
se que pasaría.

Miedo,
tengo miedo,
a que si la respuesta es no,
vuelvo a la normalidad
(si es que eso existe)
miedo a que esa "normalidad" es incertidumbre
de que hacer
que cambiar
que camino tomar.

Tengo miedo,
mucho miedo,
miedo
palabra fuerte
que me ha detenido muchas veces
que me impidió en su momento avanzar.

Ya no quiero eso.

Miedo
tengo que afrontarlo
no ayer
no mañana
HOY.

28 abr. 2011

When you thought I wasn’t looking. Mary Rita Schilke Korzan


When you thought I wasn’t looking
You hung my first painting on the refrigerator
And I wanted to paint another.
When you thought I wasn’t looking
You fed a stray cat
And I thought it was good to be kind to animals.
When you thought I wasn’t looking
You baked a birthday cake just for me
And I knew that little things were special things.
When you thought I wasn’t looking
You said a prayer
And I believed there was a God that I could always talk to.
When you thought I wasn’t looking
You kissed me good-night
And I felt loved.
When you thought I wasn’t looking
I saw tears come from your eyes
And I learned that sometimes things hurt—
But that it’s alright to cry.
When you thought I wasn’t looking
You smiled
And it made me want to look that pretty too.
When you thought I wasn’t looking
You cared
And I wanted to be everything I could be.
When you thought I wasn’t looking—
I looked . . .
And wanted to say thanks
For all those things you did
When you thought I wasn’t looking.
by Mary Rita Schilke Korzan

29 mar. 2011

"pensamientos" -febrero-marzo-

Una imagen de las 4 estaciones, xq, xq estos meses han sido asi, invierno, primavera, verano y otoño juntos. Los pensamientos algunos son mios, algunos d otros autores, si no son mios lo dice, los incluyo xq forman parte d lo q he vivido.


-Silencio y Soledad-

Silencio y soledad
¿son lo mismo?
¿o no?

Si digo silencio
¿en qué piensas?
y si digo soledad
¿qué llega a tu mente?
no lo se,
si a todas y todos nos pasa,
no se si seré la única,
pero se que para mi esas dos palabras,
fueron sinónimo aunque no lo sean.

Nuestra naturaleza,
nos dicta que somos seres sociables,
pero eso no significa no tomar tiempo,
¿tiempo para qué?
para nosotras
para nosotros
para lograr un contacto con nuestro interior,
el tiempo,
el tiempo es relativo,
no hablo de que sean años,
hablo de que sea lo necesario,
lo necesario para ti,
lo necesario para mi,
¿cuánto es lo necesario?
no lo sé para ti,
sólo lo sé para mi.

Silencio y soledad,
no son sinónimos ya para mi,
y perdieron su connotación negativa,
¿fue fácil? no.
Todo es un proceso,
y lo logro xq creo ¿en qué?
sólo creo.


.3 febrero.


Freedom only exists when love is present. That is the true experience of freedom: having the most important thing in the world without owning it.

-Paulo Coelho-

.13 febrero.

-Divagaciones-

Quién sos, me pregunto
qué querés, te pregunto
a quién espero, pregunto al cielo
quién me busca, pregunta la luna,
quién osa llamarme dice él.

Yo no se, responde sin saber a quién
quién es "yo" se oye a lo lejos...

Yo soy yo repite mirando lejos...
yo soy tú, tú soy yo.
Yo soy todo,
yo soy nadie,
yo soy todos.

Siempre aquí,
siempre allá.

Stoy donde me busques.
Stoy donde me esperas.
Stoy donde no imagines.
Soy el todo,
soy el nada.

Cuando pienses que estás sola,
cuando pienses que estás solo,
cierra los ojos.

Calla
y
siente.

.20 febrero.


-Naturaleza y conclusión-

Se escucha a lo lejos un pio pio
cerca en cambio se siente el sonido del viento
el sol intenso, ese que amas, ese que te quema
y sigues amando.

A tu lado el gallo grita, no canta
(¿será ronco?)

De frente, las vacas mugen,
las miras y piensas:
-"Que aburrido comer tan lento y siempre así"-
Luego de un rato, caes en la cuenta...
¿Comer? ¿Lento? y ¿Siempre?
Si
Suena a dieta.

.20 febrero.
(algo un poco extraño, pro bueno...)


-Stoy-


Stoy en el lugar correcto
en la fecha precisa
la hora exacta.

Cierro los ojos...
me doy cuenta de algo...
no puedo quedarme aquí...

Me levanto
y
VIVO.

.20 febrero.


-Celebrar-

En quién pensar,
a quien ver,
cómo mirar
qué sentir...

No quiero pensar
sólo mirar
¿¡cómo mirar!?
No quiero sentir.

Quiero celebrar
bailar,
cantar,
llorar,
gritar,
compartir,
CELEBRAR.

.11 marzo.
(un día antes d mi cumple....)

"Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas"
-Benedetti-

.20 marzo.

:)

17 ene. 2011

Ismael serrano: Caperucita




-------Canción full recomendada... no sólo x la calidad tan grande del cantant (Ismael Serrano) si no tamb x la calidad d la música y la letra.... si la escuchan tamb pongan atención a la letra... acá abajo se las dejo d paso... es excelent, y las metáforas utilizadas WOW ... esta canción mi favorita definitivament... ----------


Caperucita sólo tiene dieciséis
primaveras sin flores, papá le dice: "Ven.
Caperucita eres joven y tienes que aprender
a ocuparte de la casa, que serás una mujer.

Para que seas buena esposa
y no envejezcas sola,
en la cama y la cocina has de saber
alegrar a tu marido y cuidar a cada hijo,
que te atrapa tu destino,
que has de ser madre y esposa".
Y la pobre Caperucita llora.

"Quiero volar, lejos de aquí escapar.
Dime, mi bien, quién me llorará
si me dan alas y echo a volar.
Quiero dormir, no quiero despertar,
quiero ser la lluvia al otro lado del cristal,
quizás alguien me espere en la oscuridad".

Una fría tarde Caperucita iba
a casa de su abuela a llevarle comida,
cuando se encontró con un lobo feroz.
Dime dónde vas niña, que te acompaño yo.

La muchacha se supo perdida.
Gritaba Caperucita
mientras la devoraba el lobo.
Bajo la falda del vestido
estallaron los dormidos
sueños que en la noche
la mantenían viva. Pobre Caperucita.

"Quiero volar, lejos de aquí escapar.
Dime, mi bien, quién me llorará
si me dan alas y echo a volar.
Quiero dormir, no quiero despertar,
quiero ser la lluvia al otro lado del cristal,
quizás alguien me espere en la oscuridad".

Una gris mañana Caperucita se casó,
vestida de blanco, bella como una flor.
Su marido, muy elegante, otro lobo feroz,
y su padre orgulloso lloraba de emoción.

Ahora cada noche el lobo la devora,
clava sus dientes, y llora
Caperucita mientras espera a que un aullido
le diga que el dormido animal despertó.
Después descansa tranquilo el malvado lobo feroz.

La cara de Caperucita alumbra una sonrisa
mientras mece una cuna. En ella está una niña,
quizás futura oveja para un lobo feroz,
a no ser que afortunada la rescate tu amor.

Caperucita la arrulla contra el pecho
y un murmullo lento, lleno
de esperanza y vida,
canta Caperucita.

"Quiero volar, lejos de aquí escapar.
Dime, mi bien, quién me llorará
si me dan alas y echo a volar.
Quiero dormir, no quiero despertar,
quiero ser la lluvia al otro lado del cristal,
quizás alguien me espere en la oscuridad.

Quiero volar".

4 ene. 2011

Mujer...



Soy mujer de cuerpo y alma,

amo expresar lo que siento,
entonces ¿porque me lo intentas prohibir?
humana primeramente,
pero mujer.



Mujer con deseos,
mujer con mucho para dar,
pero también con ganas de recibir,
no soy lo que esperas,
así que mejor no esperes nada de mi.



Mujer de cuerpo sensible,
de sentimientos y deseos,
deseos a flor de piel,
pero mujer que controla.
No confundas
el control de mi misma,
con el control por los demás.



Mujer rojo pasión,
naranja atardecer
y negra noche.



Mujer amiga,
mujer hermana,
mujer hija,
pero mujer.



Mujer cambiante y
constante.



Mujer de expresiones,
de vida y honor.



Mujer presa de la tentación,
del amor y la sensualidad.



Mujer escondida,
romantica empedernida,
sensualidad oculta,
que espera salir,
que quiere salir.



Mujer que espera,
que sabe lo que quiere,
pero no sabe como obtenerlo.



Mujer imperfecta,
obra de Dios,
orgullosa de si,
con sueños y metas.



Mujer...


Mayo 20, 2010.



(post q staba en mi otro blog... pro el blog lo voy a usar con otros fines (d nuevo) ntoncs decidí mejor pasar este poema acá xD )