19 abr. 2015

No dos, sólo una

No es doble personalidad, es sólo una, una yo completa con mucho recorrido, mucho en el presente y mucho por vivir.

Es un mucho eterno.

Un enfrentamiento constante con la "muchosidad" del mundo, del todo y nada.

Es un saber la respuesta, conocer el camino adecuado y aún así pensar mil veces antes de hacerlo.

Es un pico hasta lo más alto de la felicidad y una caída hasta el más horripilante abismo del vacío existencial.

Soy yo. No dos, sólo una, una completa pero que sigue expandiendo su todo.